El investigador francés Jan Tesarik es uno de los científicos que contribuyó al desarrollo de la técnica.

Desde que el pasado año Reino Unido diera luz verde a la técnica de la transferencia de núcleos –conocida popularmente como técnica de los tres padres- , ha ido creciendo el interés social por conocer en qué consiste dicha técnica, a día de hoy permitida en pocos países en el mundo.

El interés ha ido en aumento, cuando la pasada semana conocimos el nacimiento en México del primer bebé del mundo concebido gracias a esta técnica de reproducción asistida que evita la transmisión de enfermedades genéticas mitocondriales.

Conferencia1

En este sentido, Fundación Ginemed celebra cada año un Ciclo de conferencias de I+D+i. Una iniciativa en colaboración con el Museo Casa de la Ciencia de Sevilla, que tiene como objetivo la divulgación del conocimiento científico en la sociedad, acercando la ciencia a las personas.

El Dr. Jan Tesarik, científico que contribuyó al desarrollo de dicha técnica,  fue quien pronunció esta conferencia. Tesarik consiguió en 1997 (en Sao Paulo, Brasil)  llevar a cabo la primera fecundación y el primer embrión obtenido mediante transferencia del núcleo del ovocito de una paciente en el citoplasma del ovocito enucleado de una donante.

Conferencia4

Sus estudios fueron llevados a cabo junto a la doctora de la Universidad de Granada, Carmen Mendoza. Actualmente ambos dirigen la clínica MARgen.

La ponencia tuvo lugar el pasado jueves 20 de octubre a las 20:00 h. en el Museo de la Casa de la Ciencia de Sevilla, en el Pabellón de Perú.

La transferencia de núcleos

infografíaTecnicasPadresLa transferencia de núcleos es una técnica de reproducción asistida, aún no legislada en España, que evita la transmisión de enfermedades genéticas de origen mitocondrial (heredadas de la madre).

Las mitocondrias tienen un material genético independiente del núcleo y que solo regula a las propias mitocondrias que son organelas, que actúan como centrales de energía de la célula.

Para evitar las enfermedades mitocondriales genéticas (que afectan al ADN de la mitocondria) se utiliza esta técnica que usa citoplasma y mitocondrias de una donante, el núcleo con el material genético de la madre y el espermatozoide del padre.

Dado que el núcleo contiene la mayor parte del material genético, el bebé lleva la genética nuclear de la madre.

Con ello, se evita que trasmitan al bebé graves enfermedades raras, pero muy graves, que provocarían incluso, una muerte temprana.

InfografiaTecPadres2